Artículo: 5 ideas para organizar y almacenar en casas pequeñas

/blog/Inspiracion
2018-09-27

¿Vives en un departamento urbano? ¿En una casa pequeña a la que no le sobran los metros cuadrados? Pues en ese caso seguro que sabes perfectamente lo necesario que es aprovechar al máximo cada rincón para ganar en capacidad de almacenaje. Organizar todas nuestras cosas no siempre es sencillo cuando no estamos sobrados de armarios o de estanterías tradicionales, así que recurrir a la imaginación o a las soluciones flexibles e inteligentes suelen ser dos grandes remedios. Aquí dejamos algunas opciones e ideas que, a su vez, resultan tremendamente estéticas y bonitas a nivel decorativo.

 

 

1. Elige mobiliario con doble propósito:  
 
 
Camas con cajones, armarios que -a su vez- sirven de bancos o asientos, mesas desmontables con espacio interior para guardar… Todos aquellos muebles o piezas que puedan darte un doble uso son siempre bienvenidas si vivimos en casas pequeñas.  Con el espacio que ocupa un sólo elemento tienes dos opciones de uso.
 
 
2. Aprovecha las zonas altas y bajas:  
 
 
Ninguna zona o rincón es despreciable cuando necesitamos más capacidad de almacenaje y organización en casa. Aprovecha las zonas más altas de un estante, por ejemplo; o las más bajas (a nivel suelo) con cestos, cajas o elementos diseñados a medida. Estéticamente son muy resultones, además de funcionales. 
 
 
3. Utiliza elementos flexibles y decorativos:
 
 
Las escaleras-colgador son un must de los últimos años que, a la vez de darnos una zona extra para disponer ropa, toallas, mantas… decoran mucho. Te sorprenderá lo estiloso que puede resultar verlas en un dormitorio, una zona de entrada o un baño, por ejemplo.
 
 
4. Sorprende en rincones inesperados: 
 
 
 
Recuerda que, hasta los rincones más inesperados, pueden servirnos para ganar en organización. La cocina es una estancia a la que se le puede sacar mucho partido en este sentido. El lateral de una refrigerador, por ejemplo, o la parte inferior de un módulo de almacenaje pueden convertirse en la zona perfecta para disponer utensilios o enseres. Hoy en día, en el mercado, hay muchos elementos y auxiliares que nos ayudan a aprovechar todo este tipo de rincones.
 
 
5. No te olvides de las paredes:
 
 
Y, por supuesto, cuando los metros cuadrados no dan mucho de sí en casa… ¡aprovecha las paredes para almacenar y decorar a la vez! Una entera llena de sombreros o bolsos colgados, por ejemplo, u otra en la que colocar zapatos o hasta sartenes. Aquí entra en juego la regla de la repetición del mismo elemento que, como ya comentamos, tan recurrente es a la hora de hacer estilismos en casa.