Artículo: Boom inmobiliario entre Viña del Mar y Concón no para

/blog/Actualidad
2019-03-28

Desde 2018 a la fecha, se han presentado una serie de nuevos proyectos habitacionales en la zona de Montemar. El principal considera siete edificios de hasta 31 pisos.

La construcción de decenas de grandes edificios cambió radicalmente la fisonomía de la zona. Las dunas ahora acogen a miles de viviendas, proceso que no estuvo exento de críticas. Pero aún quedan muchos terrenos disponibles, lo que mantiene vivo el apetito de las inmobiliarias, que tienen en carpeta el desarrollo de nuevas obras.

El comercio también se ha sumado, todas las grandes cadenas de supermercados (como Jumbo y Líder) ya tienen presencia en la zona de Montemar, específicamente en la avenida Edmundo Eluchans que une Viña del Mar con la comuna de Concón. El desarrollo de centros comerciales vecinales permitió la llegada de nuevos servicios para satisfacer las necesidades de los nuevos inquilinos de esta exclusiva zona. Tanto es el boom inmobiliario, que Mallplaza tiene en carpeta desarrollar un mall justo en el ímite de Concón y Viña. La inversión de la empresa controlada por Falabella sería de US$ 130 millones para edificar en un terreno de 11 hectáreas.

Esto incluiría 120 tiendas, seis sala de cine, un bulevar gastronómico, gimnasio y un supermercado, entre otros servicios. Todo para satisfacer los requerimientos de los nuevos vecinos del sector.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, en 1992, había 78.451 viviendas en Viña del Mar. En 2017, se contabilizaron 145.019, es decir, un alza de 84% en 25 años, lo que se atribuye principalmente al crecimiento de la comuna hacia el norte, precisamente, a la zona de Reñaca dada la escasez de terrenos en las zonas más tradicionales (el plano de Viña del Mar) y en urbanizaciones como Jardín del Mar.

En carpeta está el megaproyecto inmobiliario y comercial que busca levantar copec en la recta Las Salinas. La empresa ingresó en diciembre por tercer vez un estudio de impacto ambiental (EIA) con el fin de habilitar el paño de casi 17 hectáreas para uso residencial y equipamiento. De tener el visto bueno de las autoridades, se daría el vamos a un proyecto de una serie de edificios habitacionales, de oficinas y mixtos, con inversiones que en total superarían los US$ 800 millones.

NUEVOS VECINOS

Frente a este escenario, desde 2018 a la fecha, se han presentado una decena de nuevos proyectos habitacionales para desarrollar en la zona de Montemar, así como también en la avenida Borgoño, en Cochoa. Todos sumarían 1.787 nuevas viviendas a Reñaca.

La iniciativa más relevante es la que lleva adelante la Inmobiliaria Cerro Alegre, que proyecta siete edificios habitacionales de hasta 31 pisos que albergarán 1.163 viviendas. Se levantará en la Av. Edmundo Eluchans, a la altura del 1.601, y su anteproyecto de edificación ya fue aprobado.

Según corredores de la zona, los valores de los departamentos en este sector se ubican en promedio en los 70 UF por metro cuadrado, similar al precio que se observa en el centro de Santiago. Eso sí, hay valores para todos los gustos: desde departamentos de 2.600 UF hasta otros de 17.800 UF. Es el caso de la Inmobiliaria Albamar, que levanta dos torres en la Av. Luisa Nieto de Hamel de Reñaca. El primer edificio se prevé entregar en 2020 del piso 23 al 25 considera solo un departamento por piso, que tendrán una altura interior de 2,7 metros.

Pero no solo viviendas son parte de la cartera de nuevas obras en la zona. También hay iniciativas para el desarrollo de edificios de oficinas y otros de uso mixto.

En la avenida Gastón Hamel, la tercera ruta entre el balneario de Reñaca y la comuna de Concón, ya se aprobó el anteproyecto para un edificio que albergará 105 oficinas, y según explican conocedores del sector, están en carpeta otras torres para el mismo fin.

El boom inmobiliario se podría acrecentar aún más si se concreta el proyecto para establecer un aeropuerto comercial en la comuna de Concón, para lo cual se busca transformar el aeródromo naval de Torquemada.

Autoridades de gobierno han señalado que las obras se podrían partir a más tardar a inicios de 2021, con lo cual el nuevo terminal podría estar  habitado un año después.

No obstante, desde hace más de una década que los vecinos plantean el desarrollo de una conexión de alto estándar entre la zona que se conoce como Reñaca Alto (Montemar) y la autopista Camino Internacional, lo que permitiría tener una cuarta alternativa vial para este sector. Hasta ahora, sólo hay un camino de tierra, lo cual dificulta el tránsito.

Fuente: litoralpress.cl